viernes, 31 de diciembre de 2010

LA COMEDIA E FINITA

Y ahora 2011 noches en la habitación azul. Mil personas atravesando por la vida real, sin llegar a detenerse, conversando. Es el destino vario. Es día de fado. Declaro, por si a alguien le interesa, que a este lado de la mañana, un ángel es joven y es divertido.

                           (fotografía: Nares Montero)

     Vi el río amable, desbordado
por el canto de los pájaros breves.
Vi las altas torres jurando al viento
el nombre de los dioses
y el de las campanas, y a tu ejército
sin ser visto, venir quedamente
como la amante, que distraída juega
con el dorado rizo, que hambrienta corta.

Y te vi asomado en la reja
a tu capricho, ladrón de alientos,
llevándote mil flores que se alejan.
Y quise alcanzarte para beber
de tu copa y de ese aliento,
que extenuado, deja a quien del aire es
dueño y huye contigo.

Ángel sin luz luminoso, del huerto
enamorado en las manos dejas,
un recuerdo de  aromas contrariados.
Angel mío  que ya no elevas
tu canto, ni cielo 
ni azul.

Ángel del 
dolor que
 apenas 
me dueles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada